Desde el 7/06/2013 en www.ciclismo2005.com

16 marzo, 2012

En la estela de Tom Simpson

El maillot del Sky
 El jueves pasado la Paris-Niza llegó a Mende, cima mitificada por Manolo Saiz, los franceses -porque ganó allí en 1995, la única de sus cuatro victorias de etapa en el Tour en una etapa trancendente- y por cierta parte de la afición ciclista, la misma que alucina con los porcentajes exagerados y con el espectáculo de la última rampa, que suele ser la rampa de lanzamiento para el corredor más sputnik del momento.

Tal mérito corresponde al sorprendente e inefable Lieuwe Westra, toda una vida como holandés del montón -grande, rodador, anónimo- y que en el Vacansoleil de los amores ha experimentado una mejoría que linda con el cambio de paradigma, puesto que ahora es el mejor escalador y el mejor cronoescalador del pelotón. En su equipo comparte características con De Gendt, Hoogerland o Poels, todos capaces de hazañas similares.

Westra ya estuvo escapado el día anterior, y sólo fue neutralizado en los kilómetros finales por un pelotón (perdón, Movistar) desatado. En Mende, cuya subida fue atenazada por el tran-tran de Urán para Wiggins, atacó en el km. final con tal potencia y tal despliegue de facultades que parecía un Riccò o un Mosquera, sus efímeros compañeros de equipo en 2011. Por su parte, la estrella predestinada Valverde (el killer, según definición arribiana, de tanto mérito como El Imbatido) desaprovechaba su última oportunidad de intentar sacar tiempo a Wiggins.

Con el tiempo, el mismo propagandista del término killer (como si Di Luca, ese ejemplo, no se hubiese llamado igual), nos dijo que estaba enfermito y malito ese día, cosa que nunca le sucede en la Vuelta a Andalucía, Murcía o Burgos, pero muy frecuentemente en el Tour, el Dauphiné (inolvidable su debut en 2007, pasando vomitando delante del monumento a Simpson en el Ventoux) y en todo lo que se considera como cita importante. Es El imbatido: como mucho, le derrota un malvado virus, nunca un corredor en justa lid.

De tan malito que estaba fue segundo en la etapa, abriendo camino a Wiggins. Al día siguiente, su paisano y también propenso a la enfermedad SMS Sánchez ganó su cuarta etapa en la Paris-Niza tras fugarse con el clásico Jens Voigt: es su segunda victoria con el Rabobank, donde todavía esperan al corredor que ficharon como número cinco del mundo en 2010, y que desde entonces parece un cazaetapas de la más pura escuela italiana.

No fue el único día de fugas. De Gendt, el talentoso compañero de Westra -capaz de ir de menos a más en el pasado Tour, atacando en Alpe D´Huez- se fugó de buena mañana con Taaramae y terminó llegando a la meta de Niza con 9´30" de ventaja sobre el pelotón, y el bueno del estonio a 6´, tras dejarlo en el Col de Vence. Ahí también se dejó sus opciones a la general Leipheimer, un corredor propenso a la caídas, aunque no tanto como su compatriota y ex-compinche Horner, que hizo de las suyas en esas mismas fechas en el Tirreno-Adriático.

La París-Niza estuvo a punto de no disputarse en 2003, cuando el director era el malogrado Laurent Fignon. Las dificultades económicas y, especialmente, un recorrido aburridisimo que sólo sería superado con el tiempo por la Vuelta al País Vasco, hicieron que la carrera fuese siempre un sopor con final en la cronoescalada al Col d´Eze. Este año se ha vuelto a esta fórmula.

Para ganancia de ASO, el organizador, han tenido la fortuna de que el liderato desde el prólogo hasta el final de Bradley Wiggins fuese amenazado por el sputnik Westra, que subiendo los 9´4 kms. de Eze subió como un cohete. Se quedó a 2" de Wiggins por el triunfo de etapa (el tercer clasificado se fue a más de 30", y no disputaba la general), pero es que era verlo subir y ver un sufrimiento continuo de la aerodinámica y la más pura lógica, esa que hace tiempo se perdió en el ciclismo. Perdió la general por 8", un poquito más de lo que perdió el día de Mende entre celebraciones estúpidas: aquel día se quedó a 6" del liderato.

Tercero en la general Alejandro Valverde, que perdió 52" con Wiggins en la cronoescalada, precisamente el terreno que le podría venir mejor. El Tour tiene más de 100 kms. contrarreloj, nadie sabe como va a superar ese handicap el murciano, del que nos dicen que va mucho mejor contra el crono ahora. Nos dicen, claro. También lo de el Killer. De resultas de su rendimiento en la Carrera hacia el Sol, es ahora mismo el número uno del mundo, la misma posición que tenía en mayo de 2010, cuando fue sancionado dos años por su implicación en la Operación Puerto. El mejor en lo suyo, que no es precisamente ganar, como vengo insistiendo desde hace años.

En cuanto a Wiggins, consigue ganar la carrera francesa 45 años después de Tom Simpson, el notable corredor británico de principios de los sesenta que fue Campeón del Mundo, Flandes, Sanremo y Lombardía, y se empecinó en ganar el Tour, dejándose la vida en el intento -farmacia mediante- de lograrlo. Una ley del ciclismo dice que ningún corredor desde Eddy Merckx gana Paris-Niza y Tour el mismo año.

En 2006 Landis iba camino de lograrlo, y de hecho vivió las dos ceremonias de coronación, pero después perdió el Tour. Al año siguiente Contador ganó Paris-Niza y el Tour porque al que iba a ganarlo le invitaron a irse. En 2010 volvió a ganar París-Niza y acaba de perder el Tour que también ganó en la carretera para perderlo en la farmacia. No son muy buenos antecedentes para Wiggins, del que se dice que tiene una calculadora en la cabeza, además de que es el máximo favorito para julio. Tampoco lo es Tom Simpson, cuyo legado insiste en recordar.
***
Maravillosa edición 2012 de la Tirreno-Adriático, una carrera que se disputa íntegramente sin público alguno en las cunetas, y que discurre por zonas de Italia alejadas del turismo de masas. Al margen de esto, año tras año consigue reunir uno de los mejores planteles de todo el calendario, además de algunos de los mejores sprints de toda la temporada.

El del primer día fue un buen ejemplo. El Sky, que ese mismo día había manejado el final en Mende como de si de un sprint se tratase, hizo todo el trabajo para Cavendish, que ganó con no mucho margen a un espléndido Freire, capaz de remontar en el sprint al británico. No es casual que la etapa fuese de 230 kms. y los ciclistas estuviesen 6h30´ en la bici: cuando hay fondo, ahí aparece Freire, que debutó en la carrera de los dos mares en el lejano año 2000 con un triunfo de etapa, el primero de los diez que tiene en la carrera, además de una victoria final y dos podios.  Es su mejor resultado en la carrera desde 2008.

Al día siguiente fue el turno de Boasson-Hagen, compañero de Cavendish y destinado a ganar carreras de más entidad que etapas. De momento, en Terni enseñó el dorsal a Greipel y un increíble Sagan, muy contrariado en meta de no haber podido remontar. El sprint fue muy largo y desorganizado, al contrario de los que lanzan para el británico campeón del mundo. El líder seguía siendo Goss, el actual campeón de Sanremo. Estos son los nombres, año tras año, de la Tirreno-Adriático: lo mejor del pelotón, y disputando cada victoria con la intensidad que se merece la carrera.

En Chieti, cuarto día de carrera incluyendo el prólogo CRE, se vivió uno de esos grandes momentos que forjan la rivalidad en el ciclismo. Los cinco corredores más fuertes de la carrera llegaron en solitario a la subida final a la ciudad del interior de Italia: Horner, Di Luca, Kreuziger y sus dos ex-compañeros Sagan y Nibali. Cuando el italiano pensaba que el eslovaco le iba a dar el triunfo de etapa, el joven de 22 años sprintó con fuerza y rabia hacia la meta, mientras el sicialiano se quedaba con cara de circunstancias.

Les queda toda una temporada compartiendo maillot, después a ver como llevan la convivencia. O antes. Kreuziger, que vuelve a ser el corredor que fue -ya en Strade Bianche estuvo muy fino- quedó segundo, un poco alucinado de ver a sus dos ex-compañeros -con los que compartió todo, todo- en una tesitura igual. En todo caso, el liderato fue para Horner, el ciclista casi cuarentón cuya simple existencia es una negación a eso de que el ciclismo ha cambiado.

Al día siguiente se llegó a la inédita subida apeninica de Prati di Tivo, con Nibali enseñando la jerarquía -actual, pero no permanente- a Sagan, obligado a trabajar para su teórico jefe de filas, un jefe de filas que sube un poco mejor que el eslovaco, pero que es más lento y más viejo. Fue una subida muy bonita, entre la nieve, con Nibali atacando a 4 kms. de meta y Horner persiguiendo con la calculadora para mantener sus opciones: al final 16" de ventaja para el corredor del Liquigas sobre Kreuziger y el americano.

Todo por decidir (la general quedaba con Horner con 5" sobre Kreuziger y 12" sobre Nibali) en la crono final de San Benedetto del Tronto, ya en el Adriático, porque el circuito del día anterior en Offida fue para J. Rodríguez (tercera victoria de etapa en la carrera), mientras los favoritos se marcaban mutuamente y Nibali, muy hábil, conseguía ser segundo en la etapa y ponerse a sólo 6" del triunfo.

La crono fue para Cancellara sobre su compañero Bennati -no es la primera vez que hace estas cosas, y ha llegado a ganar pruebas contra el reloj-, una pareja que ya dio muestras de su compenetración en Strade Bianche y que dará mucho juego en la Sanremo de mañana, mientras que Nibali remontaba y se hacía con el triunfo final por delante de Horner y Kreuziger, ambos ganadores de vueltas de semana de prestigio. El siciliano ya tiene una vuelta por etapas que haga juego con su Vuelta a España, y demuestra en cada uno de sus triunfos lo laborioso de sus éxitos. Que siga así, mientras Sagan le deje.
***
Víspera de Sanremo, para mí la mejor carrera de un día del mundo y uno de las pocas carreras cuyo triunfo justifica toda una vida deportiva. A pesar del amplio abanico de favoritos que todos los años se presenta de manera un poco forzada, cualquier aficionado al ciclismo sabe que, a la hora de la verdad (y si es víspera de primavera, la verdad en el ciclismo es el sprint en las calles de Sanremo) sólo unos pocos priviligiados pueden ganar la carrera.

Dado que Cavendish está en forma, pero también lo están Cancellara-Bennati, o los BMC (Ballan, Gilbert, Van Avermaet), habrá mucho interés en romper la carrera. Dudo que se haga de la misma manera que en la inolvidable edición de 2011, pero ahí delante estarán los de siempre: Freire, Boonen -de nuevo en forma, y con una cuenta pendiente con la carrera-, el suizo ganador en 2008, dicen que Sagan y Nibali -otros que moverán la carrera antes del sprint- y bueno, prácticamente el que ustedes quieran. Según la poco científica encuesta de este blog, el máximo favorito es Freire. Ojalá.
***
Como siempre, interesante entrevista a Freire. Tanto por parte del entrevistador, que no elude los temas controvertidos y no suelta la presa, como por el entrevistado, que siempre dice las cosas sin pelos en la lengua.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

"...y por cierta parte de la afición ciclista, la misma que alunica con los porcentajes exagerados..."

Saludos y gracias por las crónicas.

Sergio ciclismo dijo...

El código de la liga del blog para la competición de clásicas de Velogames es 16165905.

www.velogames.com: barato, divertidisimo y muy entretenido.

Vern dijo...

Me alegré de que Nibali se llevara la Tirreno-Adriático. Como bien dices, sus victorias son muy laboriosas. Le cuesta un mundo, pero siempre lo intenta. Muchas veces falla porque se queda sin fuerzas o no está bien (Giro) o porque su ataque es un brindis al sol (Lombardía), pero ahí sigue, batallando. No es el ciclista más brillante del pelotón (aunque es muy bueno, evidentemente), pero sí que me parece un tío honesto y que merece todo lo que consigue. Y, sobre todo, me alegré que venciera a Horner. Es ver al americano y me pica todo.

jefe dijo...

Cada uno tiene sus filias y fobias pero a veces me sorprende el tratamiento (estrictamente deportivo) que le das a Valverde. Que digas que un corredor con 65 victorias profesionales entre las cuales están Vuelta (más 5 etapas), 2 Liejas, Flecha Valona, 2 Dauphinés, San Sebastián, Volta, 3 etapas Tour, numerosas etapas en vueltas de prestigio... no tiene como su mejor cualidad el ganar, sencillamente no puedo estar de acuerdo con el palmarés en la mano. Que podría tener mejor palmarés con otro tipo de calendario es indiscutible pero no me parece (esta vez) un análisis ponderado.

Anónimo dijo...

Hay dos frases en esa entrevista que hacen que realmente sea un ídolo Freire.
"...Por ejemplo, cuando dice Riccó que va a volver, hay que decirle que nunca más."
"...pero si hay un claro positivo con EPO, yo no le dejaría correr de por vida."
No hay nada más que agregar.
Sobre la MSR pienso que Nibali lo intentará lo mas lejos que pueda faltando unos kilometros saltará Sagan y le gana la carrera, jajaa.
Hablando en serio me parece que la carrera puede ser genial, tanto Cancellara, Nibali y demas outsiders de esta carrera estan a full, lo mismo los sprinter y sus equipos. Es realmente dificil ver quien va a ganar. Para mí Boonen gana por primera vez la MSR.
@fdgotelli

Anónimo dijo...

Bonito vídeo señalando las claves de la Milán - San Remo desde el punto de vista de Erik Zabel.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=w3rX3EBPbWA

Ya han puesto el recorrido de la Itzulia en su web, aunque ya sabíamos más o menos el recorrido. Pregunto desde la ignorancia, por qué en P-N y T-A hay etapas que rondan o superan claramente los 190 - 200 Km y en la Itzulia se quedan entre 150 - 180 km ?

http://vueltapaisvasco.diariovasco.com/

Por otro lado, será cuestión de gustos, pero dejar la web sólo en un idioma (ni euskera, ni inglés ni francés), los recorridos en pdf. y sin detalle de planimetría, porcentajes de puertos, reportaje fotográfico de la salida y la llegada, ... en fín se lo podían currar un poco más.


Urs Freuler

Anónimo dijo...

¿Gilbert en forma? Si se descolgó en la CRE de Tirreno y eso que BMC marcó uno de los peores tiempos...

Ceballos dijo...

Coincido plenamente con jefe: guste más o guste menos el personaje, el palmarés de Valverde está ahí, y como se dice en mi pueblo "para lo que está a la luz no hace falta candil".
Tom Simpson fue un "notable corredor británico de principios de los sesenta, no setenta".
Un 10 para Freire, siempre hablando muy clarito. Ojalá nos dé una gran alegría mañana, aunque la competencia es muy seria.

Anónimo dijo...

Para ver la Milan-Sanremo por Internet qué recomiendas? La web de La Gazzetta?

Anónimo dijo...

Sergio, Tom Simpson falleció el 13 de julio de 1967. Los "setenta" no le alcanzaron.
A disfrutar de la Primavera.

Ekimov

aitor dijo...

La MSR se puede ver por ETB-k

http://www.diariovasco.com/v/20120317/deportes/ciclismo/cavendish-favorito-milan-remo-20120317.html

Anónimo dijo...

Por favor, un enlace para ver la MSR

Xavier dijo...

"Gilbert en forma..."
"Milan San Remo la mejor classica de todas".
Tan crítico y escéptico, con el actual ciclismo y visto de donde venimos es para serlo, y va y sueltas semejante boutade.
Gilbert no esta ni se le espera en la Milan-San Remo.
Y calificar la MSR como la mejor clasica, bueno a lo mejor no te gustan las piedras pero la Lieja-Bastogne-Lieja y Lombardia, citando classicas "only" asfalto, creo en mi opinion que son mucho mas emocionantes, ya que si criticas los finales de garaje la San Remo es lo mismo pero a 70 por hora.

Sergio ciclismo dijo...

Para seguir la Sanremo

http://bit.ly/w0sKHN

martin dijo...

Ale, ya tiene Flecha dónde mirar, para aprender cómo puede ganar una carrera siguiendo a Fabian.

Anónimo dijo...

El mejor y el mas fuerte no siempre gana,que se lo digan a Fabian Cancellara.

0170 dijo...

Para mí la mejor es la "Doyenne" seguida de Flandes y Roubaix. De gustos no hay nada escrito.

ramontxu dijo...

Bien hecho. La próxima vez que le pidas un maillot firmado, Cavendish se guardará muy mucho de volver a decirte que no.
En contra de la maldición, en cambio, a Pozatto no le ha afectado en demasía la fractura de clavícula. Me ha sorprendido.